La ciencia avanza contra los cánceres minoritarios

Los oncólogos incluyen distintos tumores en estudios de nuevas terapias | Un fármaco contra el melanoma obtiene resultados prometedores frente a tumores raros.

Un fármaco utilizado habitualmente contra el melanoma ha obtenido resultados prometedores contra distintos cánceres minoritarios en un estudio que inaugura una nueva estrategia para mejorar el tratamiento de este tipo de tumores.

La estrategia consiste en estudiar la eficacia de los fármacos oncológicos a partir del perfil genético de cada tumor y no del órgano donde se origina. De este modo, se pueden incluir en los ensayos clínicos cánceres infrecuentes para los que no se suelen investigar nuevos tratamientos.

"Debemos cambiar la manera de estudiar y aprobar los nuevos fármacos para que los pacientes con cánceres minoritarios también puedan beneficiarse de ellos", declara Josep Tabernero, jefe del servicio de oncología del hospital Vall d'Hebron, que ha codirigido el estudio junto a Josep Baselga, director médico del hospital Memorial Sloan-Kettering de Nueva York.

Este primer estudio se ha basado en el fármaco vemurafenib, que ya se había ensayado con éxito en personas con melanoma que presentan una alteración genética precisa en el gen BRAF (concretamente, una mutación llamada V600). Los análisis del genoma de distintos tipos de tumores han revelado en los últimos años que esta misma mutación aparece a veces en otros cánceres. De ahí que los oncólogos pensaran que el vemurafenib tal vez podría ser eficaz también en estos casos.

Sin embargo, la estrategia clásica de limitar los estudios de nuevos fármacos a tumores de órganos concretos impedía saber si el tratamiento funcionaría o no en cánceres distintos del melanoma.


En este contexto, Baselga y Tabernero han impulsado un estudio para ensayar el vemurafenib en tumores con la mutación V600 del gen BRAF independientemente del órgano donde se hayan originado.

Así, han podido incluir en el estudio a pacientes con cánceres comunes como el de pulmón o el colorrectal, pero también a otros con tumores infrecuentes como -entre otros- el de conductos salivares, el de vías biliares o un tipo de sarcoma.

Este nuevo tipo de ensayo clínico se ha denominado estudio cesto (del inglés basket study), ya que en él se juntan pacientes con cánceres aparentemente muy dispares. "Es un avance hacia la medicina de precisión", destaca Josep Baselga. "Los estudios cesto son una herramienta para desarrollar terapias moleculares dirigidas de manera precisa contra las células cancerosas".

En el estudio, coordinado desde Barcelona y Nueva York, han participado 23 hospitales de seis países. Según los resultados presentados en la revista The New England Journal of Medicine, el vemurafenib es eficaz en el 42% de los cánceres de pulmón, así como en el 43% de las histiocitosis -un tipo de tumor muy infrecuente-, cuando presentan la mutación V600.

También han respondido al tratamiento algunos pacientes con xantoastrocitoma pleomórfico (un tumor cerebral que afecta principalmente a niños y adolescentes), cáncer de tiroides anaplásico, de ovario, de conductos salivares, de células biliares y de sarcoma. Sin embargo, el número de pacientes es demasiado bajo para precisar qué porcentaje se beneficia del tratamiento en cada uno de estos casos.

Para aprobar un nuevo tratamiento farmacológico contra el cáncer, las autoridades sanitarias exigen hasta ahora grandes ensayos clínicos que demuestren su eficacia y seguridad en cientos de pacientes. Pero "ninguna compañía farmacéutica financiará un gran ensayo clínico de este tipo, que es muy costoso, para cánceres muy minoritarios", observa Tabernero.

Los estudios cesto abren la vía a aprobar tratamientos para cánceres infrecuentes con datos de grupos más reducidos de pacientes. Pero, precisamente porque cada fármaco se habrá ensayado en pocos pacientes con cada tipo de tumor, el margen de incertidumbre sobre la eficacia de estos tratamientos serámayor.

Por ello, será necesario continuar los estudios una vez los fármacos hayan sido aprobados para confirmar los primeros datos de eficacia y seguridad. Esto "requerirá un registro riguroso de todos los pacientes tratados y, si en algún caso no se confirman los buenos resultados iniciales, se debería retirar el fármaco para los tumores en que fuera desaconsejable", añade el director del Instituto de Oncología de Vall d'Hebron (VHIO). "Es la única manera de que las personas afectadas por cánceres infrecuentes puedan beneficiarse de estas terapias que en algunos casos son muy prometedoras".

Fonte: La Vanguardia

 

14º Fórum da Alianza Latina


  • 14º Fórum Alianza Latina – Melhores Práticas para o 3° Setor da Saúde - 19 a 21 de novembro - Santiago, Chile

    Veja

Rede Alianza Latina

  • Missão

    Promover a capacitação, profissionalização e cooperação entre organizações de apoio ao paciente para melhorar, de forma contínua, a qualidade de vida dos pacientes na América Latina.

  • Visão

    Ser o maior interlocutor frente aos órgãos de saúde e governos na América Latina.